Saltar al contenido

PADDLE SURF FUERTEVENTURA

paddle surf fuerteventura

HACER SUP EN FUERTEVENTURA UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE

En este mundo hay placeres que conviene consumir con moderación. Fuerteventura es uno de ellos. Hoy viajamos a la isla más antigua del archipiélago canario, una playa infinita, un paraíso quieto donde el desierto se encuentra con el mar, un pétreo y extenso lagarto en medio del Atlántico con playas idílicas para practicar Paddle Surf: Costa Calma, Morro Jable… y sobre todo, el Parque Natural de Corralejo, uno de los lugares más bellos del planeta. Feliz lectura y feliz remada.

POR EUSEBIO NAVALES

Situada a sólo 100 kilómetros de la costa atlántica del norte de África, Fuerteventura es la isla más antigua del archipiélago canario, la segunda más extensa después de Tenerife, la más árida y seca, y también la más salvaje y solitaria.  Miguel de Unamuno estuvo aquí desterrado en los años veinte del siglo pasado, y pese al tiempo transcurrido desde entonces y a la escalada de turistas, sus palabras aún sirven para describir este rincón de felicidad y bienaventuranza:

“Tierra desnuda, esquelética, enjuta, toda ella de huesos, tierra que templa el ánimo. ¡Cuánta otra cosa que esos jardines ceñidos de mar donde uno se olvida de la tierra y el cielo! No, aquí la tierra y el cielo se funden en uno bajo el abrazo del mar. El mar los apuña juntos. ¡Y qué hermosura! ¡Sí, qué hermosura!”

Reserva de la Biosfera, Fuerteventura es un oasis de paz y felicidad en medio del Atlántico: un paraíso de serenidad cuya esencia geográfica es la tierra enjuta, casi siempre desnuda en sus elevaciones, y al mismo tiempo la belleza inagotable de sus playas.

Fuerteventura es célebre por sus vientos y por sus perfectas condiciones para practicar surf, windsurf y kitesurf, pero sus playas idílicas también atesoran singulares y bellos rincones para hacer SUP . El Parque Natural de las Dunas de Corralejo, muy querido por los surfistas, es el más especial para una excursión de Paddle Surf. 

Parque Natural de las Dunas de Corralejo

EXCURSIÓN STAND UP PADDLE EN CORRALEJO

Fuerteventura tiene dos polos turísticos: Costa Calma y Morro Jable, en el sur; y el Parque Natural de las Dunas de Corralejo, en el norte. No hay una postal más sugerente en la isla. Las playas y dunas de Corralejo, como dice Guillermo Gatsby en su Surftrip a Fuerteventura, es uno de esos lugares que, una vez visitados, te acompañan  para siempre, vayas a donde vayas.

Y es que, en esta parte de Fuerteventura, el paisaje te atrapa, te cautiva. La evocadora belleza del desierto y la majestuosidad del océano se abrazan como dos viejos enamorados , creando un mar de arenas blancas bañado por otro de aguas turquesas. Ninguna construcción, ningún edificio, estropea esta maravilla. Si no fuera por las playas increíbles que bañan el campo de dunas uno creería estar en el mismo desierto de Lawrence de Arabia.

Vista aérea Dunas Corralejo

La excursión en Paddle Surf puede empezar en la bahía de Corralejo y de ahí seguir hasta que las fuerzas te acompañen: 9 kilómetros de costa salpicados de playas de arena blanca y aguas de color turquesa.

EXCURSIÓN PADDLE SURF ISLA DE LOBOS

Hay, incluso, quien se aventura a llegar hasta el islote de Lobos, aunque para esta excursión se requiere un nivel superior. Si eres principiante o no estas en forma, lo mejor es acudir a una de las escuelas de Paddle Surf de Corralejo y apuntarte a una escapada en grupo, con monitor y clase práctica incluida.  La experiencia vale la pena.

Isla de Lobos, Fuerteventura

≫ Nuestra recomendación de tablas paddle surf para una ruta por Fuerteventura

Estos son los SUP hinchables que os recomendamos para esta ruta de Stand Up Paddle por la isla de Fuerteventura:

✓  FANATIC FLY AIR PURE

La Fanatic Air Pure es una tabla fácil, estable y todoterreno. El mejor SUP hinchable calidad-precio. La solución perfecta si buscas una tabla de paddle surf clásica que pueda funcionar en todo, desde aguas planas hasta pequeñas olas.

Fanatic Air Pure

✓ RED PADDLE RIDE 10.6

No podía faltar en este listado la Red Paddle Ride 10.6. El modelo más vendido y popular de la marca Red Paddle Co. Una tabla todoterreno, ideal para realizar travesías, diseñada para cualquier tipo de rider. Este modelo está disponible en 3 medidas: 9’6, 10.6 y 10.8. Puedes leer la review completa y opinión sobre esta tabla Sup Red Paddle Co.

Red Paddle Ride 10.6

✓ SPS FUN 10,5″

La tabla de paddle surf hinchable SPS es ideal como primer SUP para iniciarte en este deporte. La mejor opción calidad- precio.

SPS FUN 10.5»

✓  FANATIC FLY AIR POCKET 10.4»

El Fanatic Fly Air Pocket Pure es un SUP completo y muy fácil de transportar, construido en una construcción resistente pero ligero que permite guardarlo en una mochila de la mitad del tamaño de un SUP normal. Recomendable para riders de hasta 85kg.

FANATIC FLY AIR POCKET/PURE 10.4

COSAS QUE NO PUEDEN FALTAR EN NUESTRA MALETA PARA UNA RUTA DE PADDLE SURF FUERTEVENTURA

A continuación te dejamos nuestro Checklist de cosas imprescindibles que debes meter en tu maleta para hacer un viaje de Sup a Fuerteventura:

Tabla Paddle Surf hinchable y equipo (salvavidas incluido) 

Crema de sol

-Gafas para hacer snorkel

Candado para la llave del coche

Mochila impermeable. Para meter el móvil, la cámara de fotos, la llave del coche, cremas… y pasar un largo día en una de las muchas calas de la isla.

-Visera o gorra para el sol: cuando el sol calienta, quema.  Protégete tanto en el agua, como fuera de ella.

-Camisetas solares, bañadores, bikinis, bermudas

-Y ya en la isla,  en cada escapada que hagas, no olvides llevar agua congelada (apara aguantar el sol). Alguna pieza de fruta, bocadillos… 

CÓMO LLEGAR A FUERTEVENTURA

En avión mejor que en barco.  A Fuerteventura se llega en vuelo directo desde varias ciudades de la Península Ibérica. Su aeropuerto se encuentra a seis kilómetros de la capital, Puerto del Rosario, y desde él hacia el norte lleva unos treinta minutos. Si tu opción es el el sur, la península de Jandía, por ejemplo, el recorrido será un poco más largo, una hora aproximadamente.

CÓMO MOVERSE POR LA ISLA DE FUERTEVENTURA 

Una vez en la isla, nuestro consejo es alquilar un coche y disfrutar del paisaje que envuelve las carreteras.

CÓMO LLEGAR AL PARQUE NATURAL DE LAS DUNAS DE CORRALEJO

Para acceder a esta parque hay que tomar la carretera que une Puerto del Rosario con Corralejo, una fina línea por la que la arena corre a ras de asfalto empujada por el viento. En cualquier punto es posible estacionar el coche, ver las dunas o bañarse en las playas de arena blanca y aguas cristalinas.

QUÉ VER EN FUERTEVENTURA 

Más de 150 kilómetros de playas de aguas cristalinas, algunas tan espectaculares como la de Cofete, un mar de dunas de reminiscencias saharianas en el Parque Natural de las Dunas de Corralejo, el impresionante y evocador conjunto histórico de la villa de Betancuria, la magia cósmica de la montaña Tindaya, las maravillas del Parque Natural de Jandía… Son algunas de las sorpresas que nuestro amigos de SingleQuiver animan a descubrir  en Fuerteventura.

MIRADOR DEL MORRO VELOSA

Se encuentra en el interior de la isla, no lejos de Betancuria. Es un mirador espectacular, con amplias vistas del centro y de norte de la isla, un balcón privilegiado a una soledad sin fronteras, ese paisaje austero, desnudo y desértico que cautivó a Miguel de Unamuno.

MIRADOR DEL MORRO VELOSA 
MIRADOR DEL MORRO VELOSA

BETANCURIA, EL ECO DE LA HISTORIA

Fuerteventura, como dice Juan Cruz en su Viaje a las islas Canarias, guarda en su interior no pocos pueblos que invitan a soñar. Betancuria es, sin duda, el más evocador. La villa toma su nombre del conquistador francés Jean de Bethencourt, que llegó a la isla a comienzos del siglo XV y fundó aquí esta pequeña población.

Betancuria fue la capital de Fuerteventura hasta el siglo XVII, pero hoy solo es la sombra de aquel periodo de esplendor. Una sombra, eso sí, digna de visitar, colgada de las montañas, casi en el centro mismo de la isla. Unamuno decía que esta villa era como una tumba enjabelgada. Yo creo que representa la majestad del silencio. Uno, sobre todo al caer la tarde, camina entre la resplandeciente blancura de sus casas como si estuviera caminando sobre la historia que se fue.

Vale la pena visitar la iglesia de Santa María, un templo con influencias góticas, mudares, renacentistas y barrocas.  Y también, ya en las afueras, las ruinas del viejo convento de San Buenaventura, que conserva en pie los muros de su iglesia. La villa de Betancuria es, además, un buen punto de partida para acercarse a lugares tan especiales como el Filo de la Galga, Punta de la Herradura, Puertos de la Peña o las playas de El Valle y de Los Mozos.

betancuria
Betancuria, foto @singlequiver

PUERTO DEL ROSARIO, RECUERDOS DE UNAMUNO

Puerto del Rosario es la capital actual de la isla majorera y también su puerto principal. Aquí llegó Unamuno en 1924, desterrado de la Península por el general Primo de Rivera, y no resulta difícil imaginarlo como a uno de esos personajes míticos de las novelas de Vargas Llosa o de Juan Rulfo.  Por aquel entonces, Puerto del Rosario se llamaba Puerto Cabras, nombre debido a una garganta cercana usada como abrevadero para las cabras que se cambió en 1975 para dar mayor lustre a la población.

La sombra de Unamuno aún sobrevuela las calles de Puerto del Rosario. La capital majorera  no ha olvidado su paso por la isla y buena prueba de ello es la escultura que hay frente a la casa que le dio cobijo, casa que el Cabildo ha convertido en un interesante museo  donde el viajero puede saciar su curiosidad sobre el autor de Paz en la guerra, Niebla, La Tía Tula o San Manuel, bueno o mártir.

No hace mucho, Marta Sanz comentaba en El País que muy pocos turistas reparaban en el encanto de Puerto del Rosario. Es verdad, Puerto del Rosario merece una visita sin prisas. 

CASA DE UNAMUNO EN PUERTO DEL ROSARIO
Casa de Unamuno

TINDAYA, LA MONTAÑA MÁGICA

Tindaya se yergue solitaria muy cerca de la carretera principal que va hacia el noroeste camino de La Oliva. Es una montaña mágica, una ola de tierra de cuatrocientos metros de altura que vigila el erial.

Tindaya es, también, la montaña soñada por Chillida, que, tras visitar la isla en 1996, concibió un proyecto de ciencia ficción: “Tengo intención de crear un gran espacio vacío dentro de una montaña. Vaciar la montaña y crear tres comunicaciones con el exterior: con la luna, con el sol y con el mar”. Hoy resulta difícil pronunciarse sobre la polémica que estalló entonces y que aún colea entre quienes defienden la posible obra maestra jamás llevada a cabo por el escultor vasco y los que rechazan la intervención del artista alegando su elevado coste y el daño irreparable que causaría a la sacra montaña.

montaña tindaya fuerteventura
Montaña Tindaya

Muy cerca de Tindaya, se encuentra Tefía, una población diminuta que parece un museo al aire libre: casas tradicionales y una muestra de los dos tipos de molinos de viento que hay en la isla.

LA OLIVA 

La Oliva fue la sede de la autoridad militar de la isla hasta el siglo XIX. De ese pasado le queda uno de los edificios más evocadores de la isla: la Casa de los Coroneles, palacete construido en el siglo XVII que hoy, muy bien restaurado, sirve como centro de exposiciones. Pero, sin duda, el hito arquitectónico de esta población es la iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria. De estilo mudéjar, es uno de los templos más bellos de la isla. Imposible olvidar su coqueta y fuerte torre de piedra oscura, que compartió las funciones de atalaya y campanario.

iglesia de nuestra señora de la candelaria fuerteventura
Iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria

ISLA DE LOBOS

Frente al Parque Natural de las Dunas de Corralejo, encontramos el islote de Lobos, cuyo nombre recuerda las focas monje (conocidas como lobos marinos) que lo habitaban y ya no lo habitan, expulsadas por los pescadores locales, que veían sus capturas diezmadas por la voracidad del mamífero.

La visita a esta islote vale la pena. Los trasbordadores salen del puerto de Corralejo y el trayecto apenas dura media hora. Una vez allí, hay que subir a la montaña de la Caldera, un antiguo volcán de 127 metros desde el que podrás ver una inolvidable panorámica del mismo islote y de las increíbles dunas del Parque Natural de Corralejo. Su playa de la Concha, también conocida como la Caleta, es otro oasis de mar y arena. 

Para los aficionados al surf, cuando funciona la ola de Lobos es una ola muy concurrida, así que si quieres disfrutar de ella sin problemas respeta al máximo a los locales.

isla de lobos fuerteventura
Isla de Lobos

EL COTILLO, UNA PUESTA DE SOL PARA RECORDAR

Las playas y el faro de El Cotillo son otra cita obligada en cualquier viaje a Fuerteventura. El Cotillo es un encantador pueblo marinero rodeado de algunas de las mejores playas de la isla. Y esto son palabras mayores.  El Faro de El Cotillo es uno de los mejores puntos de la isla para esperar el atardecer.

Playa del Cotillo
Playa del Cotillo

EL FARO DE JANDÍA

Cambiamos de tercio y nos vamos al sur. Allí encontramos la impresionante península de Jandía, bordeada por espléndidas playas de arena dorada.  Y en su extremo, otro faro, el de Punta Jandía. El lugar no admite descripciones, hay que verlo.

el faro de Jandia
El faro de Jandia

COFETE, UNA PLAYA PARA LA ETERNIDAD

Pocos kilómetros antes de llegar, un mirador en la carretera anuncia la maravilla que te aguarda. Se trata del mirador Degollado Agua Oveja, y desde allí puedes ver una panorámica memorable del Parque Natural de Jandía, con la cordillera llegando al mar. No importa las veces que lo hayas podido ver ya en documentales, webs de viajes etc. Olvida los selfies, olvida la cámara de tu móvil; sólo mira. No hay ningún paisaje igual en el mundo.

Cofete fuerteventura
Cofete Fuerteventura

Un salto separa el mirador de Cofete. Y allí, la otra maravilla, la playa de las playas, un mundo perdido que parece hecho para rodar la última escena de El planeta de los simios. No se rodó aquí, por supuesto, pero yo no puedo pasear por los 12 kilómetros de arena dorada y grava sin imaginarme a Charlon Heston de rodillas en el agua, preguntándose ¿por qué? ¿por qué?